sábado, 14 de febrero de 2015

NEVER LET ME GO


Nunca me dejes ir de la tierra, desprenderme de ti y
Escapar más allá  de la vía láctea como un meteoro
Vidrioso que se desgasta con el filo del tiempo.
Estoy en medio de las palabras esdrújulas,
Resarcido por gigantes glaciales que se derriten,
Ligado al núcleo de catástrofes de fuego, pero
Esgrimo los embates como una escuálida mangosta.
Te extraño, pero es difícil no extrañarte sin amor,
Mido la altura de las máquinas que van a las estrellas,
Escojo lirios entre  rocas etílicas, en el mar escucho
Gruñir un jardín como una médula,  y yo, desquiciado,
Observo la luz boreal que relumbra con tu afecto.

lunes, 9 de febrero de 2015